Llucmajor Tv
Información digital de Llucmajor
Copyright © 2013 www.Llucmajortv.com  All Rights Reserved

 

 

 

 

 

                                                          

 

Llucmajor, municipio de la comarca del migjorn de Mallorca y a 24 Km. de distancia de Palma, está ubicado en la falda del Puig de Randa. Es una de las grandes villas de Mallorca y con 327,05 Km.2, es el término municipal más extenso de Baleares. Limita con los términos de Palma, Algaida, Montuiri, Porreres, Campos y el mar. Pertenecen a Llucmajor los siguientes núcleos de población: S’Arenal, S’Estanyol, Badia Blava, Badia Gran, Bellavista, Cala Blava, Cala Pi, Tolleric, Es Pas de Vallgornera, Vallgornera Nou, Ses Palmeres, Son Verí Nou ,Sa Torre y Maioris Decima. En Llucmajor abundan los yacimientos arqueológicos que demuestran la importancia que tuvo durante la época prehistórica. Ello hace pensar que la zona fue habitada, pese a su aridez, desde tiempos muy antiguos. Del periodo pre-talayótico, se conservan numerosas cuevas y construcciones naviformes, que fueron utilizadas como lugar de enterramiento, como las de Son Hereu, Llucamet, s'Aguila, Son Cardell, Bennoc, Son Mandivil, Son Mulet y otras nos sitúan con certeza en el tercer milenio antes de Cristo. Del periodo talayótico, destaca el conjunto prehistórico de Capocorb Vell, en el sur de Llucmajor, es el exponente más conocido de la Edad del Bronce (monumento histórico nacional desde 1931), situado junto a una antigua casa fortificada del mismo nombre. Este conjunto representa un mito dentro de la investigación prehistórica gracias a su conservación ya que todavía conserva buena parte de sus estructuras. Por estas tierras pasaron y dejaron su huella,Fenicios,Griegos, Cartaginenses y Romanos, hasta la llegada del cristianismo. Ya con posterioridad, los árabes hacen lo mismo hasta que Mallorca es conquistada por las tropas de Jaume I en 1229. Uno de los hechos históricos mas relevantes en la historia de este pueblo fue la “Batalla de Llucmajor”, que significó la pérdida de la independencia del efímero Reino de Mallorca. Era el 25 de octubre de 1349 cuando las tropas de Jaume III sucumbieron ante las de Pedro de Aragón. En esta batalla el Rey Jaume III además del trono pierde la vida. Una cruz de término señala, a la salida del pueblo hacia Palma, el lugar del hecho. El casco urbano de Llucmajor es austero en cuanto a su arquitectura civil, no obstante cuenta con bellas y sólidas edificaciones construidas la mayoría en marés, piedra dorada de Santanyí. Entre ellas destaca la iglesia parroquial de Sant Miquel, de estilo neoclásico y edificada en el siglo XVIII. Vista desde el exterior, se caracteriza por su grandiosidad. En el interior del templo se conservan valiosos retablos. Otro edificio destacable es el convento de Sant Bonaventura, fundado por los primeros franciscanos en los siglos XVI Y XVII. Cabe destacar también la fachada del Ayuntamiento y algunas casas en el centro urbano con portales circulares. En la carretera que conduce a Algaida y situado en la falda del puig de Randa, encontramos el santuario de Nostra Senyora de Grácia, edificado en 1497. El origen de la devoción a la Virgen de Gràcia data de finales del siglo XV, coincidiendo con la peste d'en Boga que asoló Mallorca y de manera especial el municipio de Llucmajor. Este santuario está situado en un lugar privilegiado por su belleza, por su vista panorámica, en la que podemos contemplar en su totalidad el sur de la isla y el mar. Y por el silencio. Precisamente un cartel rústico nos invita a “tastar el silenci” (degustar el silencio). Una imagen común en la costa de Llucmajor son la “talaies” (torres de defensa), como en todo el litoral mallorquín. Quizás la más emblemática sea la de Cala Pi, construida en 1663. Antiguamente la atalaya de Cala Pi contaba con otras 84 colegas repartidas por las costas mallorquinas, que conformaban un anillo que rodeaba la isla. Constituían un sistema de alarma contra las incursiones de los piratas norteafricanos y turcos. En estas atalayas había noche y día dos o tres hombres contratados por los vecinos de pueblo para servicios de vigilancia. En cuanto avistaba un barco pirata, el equipo de guardia de la atalaya daba la alarma a las torres próximas. Desde cualquiera de estas torres siempre se divisa otra, lo que permitía una comunicación inmediata de día se hacía mediante señales de humo y de noche se empleaba el fuego, advirtiendo del peligro a las demás torres y a la población del interior. Otras atalayas de defensa dignas de mención en Llucmajor son las de Cap Blanc y la Torre de s’Estalella, convertidas hoy en excepcionales miradores naturales de la costa llucmajorera. La Marina de Llucmajor es una extensa plataforma rocosa, lindante con el mar,con algunos pinares y matorrales de monte bajo. En su extremo occidental se abre el amplio abanico, de la que es sin duda alguna la playa más conocida y popular de Mallorca. La playa del Arenal, compartida con Palma y una de las principales zonas turísticas de la isla. Esta playa ha sido y es el principal objetivo turístico de los tour-operadores. Hoy convertida en playa urbana, con un recuperado y excelente Paseo Marítimo y un club náutico, que reúne todos los servicios de ocio que el turismo pueda exigir. Hacia levante y hasta la ensenada de Sa Rápita, se levanta un espectacular acantilado de hasta 100 m. de altura que en algunos enclaves alberga estrechas calas, como la de Cala Pi, de blanca arena y tranquilas aguas. Otro importante núcleo de veraneo en Llucmajor es s’Estanyol de Migjorn, conocido antiguamente como es Salinar. Un moderado crecimiento urbanístico acompaña a su club náutico deportivo, próximo a las playas de Sa Rápita y de Es Trenc. Cerca del Arenal, siguiendo la carretera militar, proliferan tranquilas urbanizaciones residenciales como Cala Blava, Son Verí, Bahía Grande, Bahía Azul o sa Torre. La Fira de Tardor de Llucmajor es una de las más antiguas y concurridas de las islas, datan del año 1543, en el que el emperador Carlos V, concedió a la villa el privilegio de celebración de ferias anuales y de mercado semanal. Las ferias tienen una duración de 20 días, empezando por San Miguel, día 29 de septiembre, y terminando por San Lucas, día 18 de octubre. En su variado programa de festejos se incluyen entre otros; La Semana de Gastronomía de Mallorca, concurso provincial de ganado ovino, ”mostras” de perros y razas autóctonas, Mostra de productos artesanales y industriales, una feria de maquinaria agrícola y la Fira Verda (ecologista), de reciente creación. Gastronómicamente hablando, en esta localidad se elaboran excelentes embutidos de cerdo y licores tradicionales (palos, anises, hierbas, aguardientes, ect),la repostería tradicional, quesos frescos y postres muy antiguos como la sobrasada con miel.